La vida emo

La beca del gobierno de Canarias denegada, los papeles de alegación que no llegan, exiliada de Rockwool, sin piso, con gripe, con una cancelación aérea, con sopa como cena de navidad y encerrada por el cumpleaños de mi amiga; atacada por un montón de mosquitos que viven su panacea en este invierno caliente; con infección de la muela del juicio, infección de la muela con reendodoncia, extracción de dicha muela… y más pequeñas desgracias.

Mi tía me dijo que quizás me habían echado un mal de ojo (hay un montón de artículos en Internet sobre brujería, increíble), pero para contradecirla, me remito a un libro muy sentido que acabo de leer: “El olvido que seremos”, y dice así: Casi siempre pasa igual, cuando la felicidad nos toca, es cuando menos nos damos cuenta de que somos felices, y tal vez las alturas nos mandan nuestra buena dosis de dolor, para que aprendamos a ser agradecidos (…), mientras la felicidad nos parece algo natural y merecido, las tragedias nos parecen algo enviado desde afuera, como una venganza o un castigo decretado por fuerzas malignas.

Ya esta bien. Me acabo de saturar de tanta mala suerte y tanto pesimismo. Mundo, párteme un rayo en la cabeza si quieres, que no voy a quejarme más; así que mi querido flemón y yo nos vamos a comer tarta de cumpleaños y mañana, tras el dopaje pertinente, nos vamos a sacarle el jugo a las rebajas. Y todo esto a 20ºC. 🙂

Eso sí, antes les dejo un extracto de un interesantísimo escrito de carácter científico sobre el pesimismo, extraído de Inciclopedia.wikia.com:

Lo veo todo negro
— Ciego sobre su futuro

No sé para qué escribí este artículo, si de todas formas nadie lo va a leer
— Autor del artículo despues de leer el artículo

Un pesimista es un optimista bien informado
— Miguel de Cervantes

El pesimismo es lo peor que te puede ocurrir en la vida, aunque lo más seguro es que yo te supere. Es ser realista: mientras tú piensas que mañana te puede caer un rayo yo te digo que ese rayo te ha caído ya (junto con una torre de alta tensión). Los pesimistas odiamos a los optimistas y a su líder Optimus prime. Si no fuera porque no voy a vivir tanto, desearía verlos sufrir.

Características

Intentos de suicidio: intenté ahorcarme, pero sólo conseguí romperme los dedos y ahora no puedo hacer nudos. Después lo intenté con los pies y hasta con la oreja, con el mismo resultado. Ahora estoy en el hospital del que seguramente no saldré.

Se siente desgraciado: me dicen que viva mi vida como si cada día fuera el último, y eso hago. No creo que dure mucho más. Moriré de la forma más horrorosa y humillante posible y mi cadáver servirá de alfombra.

Cree en las Leyes de Murphy: es lo único que me da ánimos para seguir viviendo.

Manías incómodas: como apuntarse en la boca con un revólver. Los amigos que lo han probado dicen que se deja rápido.
Sentido de la vida: El que piensa: “Mi vida no tiene sentido. O tal vez el único sentido de mi vida es que yo nunca pueda encontrarle uno…”

Como curar el pesimismo

Antes de escribir voy a dejar algo en claro: el pesimismo no se puede curar, así que no sé para qué escribo. Te podría decir que te pongas jalea en la cabeza o que te tomes una droga, pero eso no sirve; lo único que te pasaría sería que te quedara el pelo vivo, suave y brillante, y quedarías algo volao por las drogas. Y lo peor es que escribiendo esto, el pesimismo ganará nuevos adeptos… que nunca podrán liberarse de esta filosofía.
Otra opción es el suicidio. Píenselo bien: no tiene muchos amigos y la gran mayoría de los que tiene hablan mal de usted a su espaldas. También piense que lo más probable es que tenga una bacteria asesina por comer en el McDonalds (su madre o novia le dijo y usted jamás la pescó). Sin olvidar que, haga lo que haga, no va a ser nadie en la vida. Entienda que usted sólo por estar aquí significa que no está iluminado, además de que es un ocioso. Ya sabe entonces cuál es la mejor opción, así que le espero en el Empire State para dar nuestro gran salto.

http://inciclopedia.wikia.com/wiki/Pesimismo

Anuncios

Etiquetas: , , , , ,

2 responses to “La vida emo”

  1. Meneillos says :

    Pues aquí tienes a uno que le encanta ser pesimista cuando la cabeza y el corazón parecen dictarle ese sentimiento como único camino válido, lo mismo que le encanta las épocas que, sin necesidad de que nada agradable haya pasado (follar, hacer un nuevo/a amigo/a, comprar algo que quería y/o necesitaba, etc.), me siento con ganas de comerme el mundo y que nada ni nadie se puede interponer en mi camino, y si lo hacen, ya se arrepentirán.
    Aparte de las energías positivas que ya te he enviado, aquí hay unos jóvenes que tienen una muy buena canción (incluida en aquel CD lleno de polvo que tienes en ese cajón que nunca abres, ja ja) que te quiero dedicar, y que a servidor le encanta. Es nº 1 en mi lista de canciones de iTunes con 180 reproducciones, casi nada. Disfrútala.

    • silvita010 says :

      Gracias!! 🙂
      Que sepas que tu disco esta en una caja, con otras muchas preciadas pertenencias, en mi antiguo piso de madrid. El proximo curso intentare ir en expedicion a recuperarlo. Mientras tanto, tus links son mas que bien recibidos, y las buenas vibras tb!! Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: