Algunas claves para entender Dinamarca

Decidida a escapar de la burbuja Erasmus y empezar a entender este país, he encontrado en Internet algunas páginas que me han resuelto muchas incógnitas. Les dejo algunos fragmentos interesantes y el link, por si les interesa. No tiene desperdicio por los abismos en los que difiere con la madre patria:

«pocos tienen demasiado y menos aún tienen demasiado poco»

Al parecer, según consta en el confuso mundo informativo de Internet, la idea del Estado del Bienestar danés comenzó en la poesía, con la frase señalada en cursiva, escrita por N.F.S. Grundtvig. El elemento fundamental de nivelación social son los impuestos de modo que los que más pagan son los que más ganan. Esto nos conduce a algo que es bien perceptible en la atmósfera danesa: la homogeneidad.

Se ha alcanzado en gran medida la igualdad salarial y la discriminación sexual en los anuncios de ofertas de empleo está prohibida. La integración de la mujer danesa en el mercado laboral es de aproximadamente el 70%, una de las más elevadas del mundo. Además, hay que sumar el salario que reciben las mujeres embarazadas durante el periodo de gestación combirtiéndose Dinamarca, junto a los demás países nórdicos, uno de los mejores lugares del mundo para ser mamá.

En el año 2000 se acordó una ampliación de las vacaciones de cinco a seis semanas anuales, lo que ya ha entrado en vigor en amplios sectores del mercado laboral.

El aborto libre quedó aprobado en 1973. En 2003 se practicaron 15.567 abortos legales a mujeres de entre quince y cuarenta y cinco años de edad, lo que equivale al 12,5 por mil.

En resumen, los principales beneficios del Estado de Bienestar en Dinamarca son:

*Educación gratuita de alta calidad (colegios, universidades, etc.)

*Subsidio del estado para la educación (subsidio mensual para todos estudiantes mayores de edad: 5384 Coronas danesas/725 Euros)

* Servicio médico gratuito de alta calidad con estancia gratuita en hospitales, también en los partos

* Pensión de vejez y Asistencia social

* Subsidio de vivienda para personas con salarios bajos

* Permiso por maternidad: 1 año (6 meses con salario completo). Permiso parental, que los padres pueden compartir.

*Flexiguridad: Despido libre y gratuíto para las empresas; pero estableciendo un 90% del sueldo del despedido como subsidio de desempleo (máximo 2000 euros), cuatro años de paro y un seguimiento muy cercano de su caso por los servicios de empleo para lograr colocarle. Si se detecta que el parado tiene intención de vivir del cuento, se le retira el subsidio. Es decir, el trabajador tiene protección pero puede abusar de ella.

¿Pegas? Es muy caro. ¿Cómo se sostiene este sistema? Con unos impuestos muy altos.

¿Cómo ha afectado la crisis al bienestar danés?
El primer ministro danés, Lars Loekke Rasmussen, ha planteado la necesidad de que los daneses retrasen su jubilación, fijada en los 67 años, para apoyar el sistema de bienestar y permitir que la economía siga creciendo a las cotas actuales. Lo curioso del caso es que días después de plantear la supresión de la jubilación anticipada, aún el 44% de los votantes apoyaban a Rasmussen; frente a un 39% que prefería al dirigente socialdemócrata Helle Thorning-Schmidt.

Modelo político

Hasta 1953 Dinamarca tuvo un sistema bicameral. Tras la supresión del Landsting (Cámara Alta) sólo ha quedado el Folketing. La edad electoral es de dieciocho años y cada legislatura tiene una duración de cuatro años, aunque el primer ministro puede convocar elecciones en cualquier momento.

Solidaridad

La imagen de los daneses ha cambiado a lo largo de la historia. El bárbaro vikingo ha quedado reemplazado por el soldado danés de la ONU con un niño en los brazos en Kosovo o Eritrea. Para Dinamarca, la lucha contra el terrorismo, el mantenimiento de la paz, la difusión de la democracia y la asistencia a países en vías de desarrollo figuran entre los objetivos prioritarios en materia de política exterior. Dinamarca fue miembro fundador de la ONU en 1945; además pertenece a la OTAN (desde 1949), el Consejo Nórdico (desde 1952) y la CE/UE (desde 1973).
Dinamarca contribuye con una gran aportación a la ayuda a los países en vías de desarrollo, y hace ya muchos años que satisface la demanda planteada por la ONU para que cada país desarrollado aporte como mínimo el 0,7% de su PIB para la ayuda al desarrollo. Además, Dinamarca ha renunciado a exigir el derecho total de exportación a cambio de la ayuda. Aproximadamente la mitad de los fondos se ceden para ser gestionados por la ONU y organizaciones similares.
A pequeña escala, son muchos los jóvenes daneses que en el nexo de tiempo entre que acaban sus estudios básicos y empiezan la universidad, se van a países como África o Sudamérica para integrarse en labores de activismo social. Así, por ejemplo, mi mentora contaba que pasó unos meses en Guatemala. Y aunque no todo el mundo cabe en el mismo saco, una danesa divina de mi clase que decía no estar nada interesada en esta clase de actividades altruistas; resultó que colaboraba con una asociación para los sintecho en Copenhague.

Periodismo de calidad e interés por la cultura.

Además los daneses son grandes lectores de periódicos y valoran la calidad de la información. Su interés por la cultura lo transmiten a sus hijos, de modo que en todos los museos hay presencia de niños haciendo actividades relacionadas con el arte, la naturaleza, etc.

Homogeneidad social

En la obra del escritor Hans Christian Andersen, el escritor danés por excelencia, el patito feo es maltratado por resultar extraño. El autor dano-noruego Aksel Sandemose (1899-1965) creó el concepto de Janteloven (la Ley de Jante) a partir de las limitadas reglas que, en su opinión, dominaban en su tierra natal, una ciudad de provincias de Jutlandia. Las reglas son:

No pienses que tú eres especial.
No pienses que tú estás a la misma altura que nosotros.
No pienses que tú eres más listo que nosotros.
No pienses que eres mejor que nosotros.
No pienses que sabes más que nosotros.
No pienses que eres más importante que nosotros.
No pienses que eres bueno en nada.
No te rías de nosotros.
No pienses que preocupas a alguien.
No pienses que tú puedes enseñarnos algo.

Dinamarca y la Unión Europea

La población danesa siempre ha considerado la UE un excelente foro para la cooperación económica, pero se ha mostrado reacia a la unión política. Así, en 1993, con la Decisión de Edimburgo, logró quedar al margen de la integración en cuatro materias referidas a: el euro, la colaboración en materia de defensa, la ampliación de la cooperación judicial y la ciudadanía europea.

¿Cuáles son los fundamentos de su crecimiento económico?

Dinamarca, un país milenario de campesinos y pescadores, ha conseguido reinventarse y convertirse en una nación industrial totalmente consolidada donde se produce casi de todo (una de las pocas carencias es la de una industria automovilística propia).
Este fuerte desarrollo industrial puede resultar enigmático si nos detenemos a considerar que las únicas materias primas dignas de mención con las que cuenta Dinamarca son el petróleo y el gas natural, descubiertos en los años sesenta. Pero los daneses supieron ampliar el concepto de materia prima a productos como la leche, la remolacha azucarera, los huevos y la carne procedentes de la agricultura, que se convirtieron en la base para la producción de leche en polvo, azúcar, dulces, conservas de carne, etc. Para su transformación había que emplear maquinaria, y los daneses se lanzaron también a producirla y exportarla. Era necesario transportar los artículos de exportación, lo que dio lugar a una industria de construcción de barcos que, a su vez, había que pintar, con lo que surgieron las industrias de pinturas y barnices y, como durante el viaje había que mantener fríos los productos, apareció la industria frigorífica, y así sucesivamente. El colosal florecimiento y ramificación de la industria danesa es, pues, fruto de una enorme coherencia y lógica interna. Entre las empresas danesas líderes internacionales del mercado figuran fabricantes de mezcladoras de cemento, audífonos, enzimas para alimentos y detergentes, equipos para la depuración de aguas, grifos de cerveza, instrumental médico de medición, insulina, turbinas eólicas, exportaciones de sofware y mucho más.
Un sector de las exportaciones que cada día resulta más visible en la balanza de pagos es la cultura, en la que destacan el cine –por ejemplo, las pioneras películas llamadas Dogma–, los bestsellers literarios –como Frøken Smillas fornemmelse for sne (La señorita Smila y su especial percepción de la nieve), de Peter Høeg– y los éxitos musicales, como Safri Duo.
En Dinamarca abundan las pymes, muchas surgidas a partir de una buena idea o de un pequeño invento puesto en marcha por su autor con sus propios ahorros. De esta manera la industria ha quedado repartida por todo el país. Si el inventor encuentra un nicho en el mercado internacional, el pequeño taller puede transformarse en una compañía que opere a nivel mundial (Ej. Lego).
Dinamarca participa muy activamente en el proceso de internacionalización. Las compañías danesas compran empresas extranjeras a gran escala y los inversores foráneos son bienvenidos al país, al que acuden atraídos por el efecto magnético del reducido impuesto de sociedades (30%) y la mano de obra cualificada.

Educación

En Dinamarca la escolarización no es obligatoria, pero sí se ha establecido un mínimo de nueve años de enseñanza obligatoria, lo que ha llevado a que el 13% de los niños estudien fuera de la escuela pública, en escuelas «libres» de carácter privado que pueden cubrir hasta el 70% de sus gastos mediante subvenciones estatales.

La escuela pública es una escuela unitaria, no separa a los niños según sus aptitudes o su procedencia social. Los niños bilingües –y entre ellos sobre todo los procedentes de familias inmigrantes– representan una media del 8,2%, pero en algunos municipios de las principales ciudades pueden alcanzar cerca de una tercera parte del total.

Algunos de los principios fundamentales de la enseñanza en la escuela pública son la diferenciación educativa, que implica tomar las aptitudes de cada alumno como punto de partida para el planteamiento de la enseñanza, la evaluación interna continua y la participación del alumnado; esta participación también se pone en práctica a través de los consejos de alumnos que, en escuelas con cursos superiores al cuarto nivel, tienen carácter obligatorio. Los escolares pueden pasar su tiempo libre antes y después del horario de clase en centros de recreo escolar municipales.

Prácticamente toda la educación es un servicio gratuito que forma parte del sistema de bienestar. Desde los dieciocho años de edad, los estudiantes pueden recibir una ayuda económica del Estado, el denominado SU (Statens Uddanelsesstøtte), de hasta 4.618 coronas al mes (unos 700 euros), con lo que se consigue que ningún alumno se vea obligado a abandonar los estudios a causa de su situación social o económica.

Sanidad

Se considera una ventaja –tanto para los interesados como para las arcas del Estado– que las personas enfermas o impedidas por su avanzada edad permanezcan en sus propios hogares el mayor tiempo posible. Los ancianos daneses pueden solicitar asistencia domiciliaria a sus ayuntamientos o, si lo prefieren, pueden instalarse en una vivienda tutelada o en una residencia.
A los enfermos que no pueden recibir tratamiento en Dinamarca dentro del plazo estipulado se les ofrece la posibilidad de recibirlo en el extranjero por cuenta del Estado.

Inmigración

Hoy en día los inmigrantes y sus descendientes constituyen el 8,2% de una población que tradicionalmente venía siendo muy homogénea. La densidad de población es elevada, cerca de 127 habitantes por km². La lengua que se emplea es el danés. Cuenta con muchas vocales –entre ellas las características æ, ø y å– y muchas oclusiones laríngeas que pueden dotar de significado a una palabra, particularidad que dificulta el que los extranjeros aprendan el idioma. No obstante, ayuda el hecho de que se oferten clases gratuítas para todo aquel que se convierte en ciudadano danés, al poco de solicitar cobertura en la seguridad social.

En cocina… no tenemos nada que envidiarles

Las especialidades de la cocina danesa comprenden los bocadillos abiertos conocidos como smørrebrød, las patatas hervidas o caramelizadas, la col roja cocida y los asados de cerdo y de pato.

Otras peculiaridades:

Dinamarca se encuentra entre los 3 países más ricos del mundo, con Noruega e Islandia. (UNRISD Research)

Dinamarca tiene los salarios más altos del mundo, según un estudio publicado por UBS AG (antigua Unión de Bancos Suizos) en el 2009.

Dinamarca además tiene el nivel más grande de igualdad de ingresos del mundo.

Dinamarca posee los impuestos mas elevados del mundo, con un promedio alrededor de un 48% de impuesto por salario [2].

Según el Índice de Paz Global 2009, Dinamarca es el segundo país más pacífico del mundo, sólo sobrepasado por Nueva Zelanda. Además, Dinamarca fue clasificado el país menos corrupto del mundo en el año 2008, según Corruption Perceptions Index.

Dinamarca tiene el mejor clima para hacer negocios en el mundo, según la revista de negocios Forbes, 2009. (¿?¿?¿?¿?)

En 2008, la revista Monocle catalogó la capital de Dinamarca Copenhague como la mejor ciudad del mundo para vivir en su Top 20 World’s Most Livable Cities Chart. Adicionalmente, fue clasificada como una Ciudad Cultural Global (GaWC), siendo tercera en Europa occidental, en rivalidad con otras ciudades con sedes centrales o centros de distribución, sólo sobrepasada por Londres y París.

*En general, los pilares que sustentan el modelo danés contrastan con el sistema español, imbuído de esa palabra que tan bien define nuestra cultura: la picaresca.. Añado, como contraste, un pedazo de un artículo inspirado en el caso Gurtel:

“Nuestros pícaros constituyen la versión contraria al idealismo de los caballeros, el quijotismo, al tiempo que aguzan su ingenio para sustituir el trabajo por el engaño. Es la tradición menos presentable de un país que se resistía a la modernidad cuando ésta ya dominaba en el resto de Europa.
El pícaro es, también, un fruto de nuestro catolicismo, con sus prioridades morales.(…) La Iglesia católica nunca se ha tomado en serio los deberes cívicos. Para ella, no pagar impuestos no es pecado. La ley fiscal no obliga en conciencia. Y es que nosotros nos salvamos por la misericordia de Dios mientras los protestantes lo hacen por los méritos contraídos en vida. Esa es la esencia moral del capitalismo protestante.
Pero es que, además, el pícaro tiene prestigio en la cultura latina. Por eso el Partido Popular no espera que sus votantes le sean infieles. El pícaro es más un tío listo al que se admira que un bellaco al que se desprecia. España no es Alemania. (…)

Fuentes. Links:
Dinamarca, visión de conjunto.
Estados miembros de la UE. Dinamarca.
Dinamarca se replantea el Estado del Bienestar.
La picaresca española (y algunos ejemplos prácticos).
Periodismo en Dinamarca. El modelo nórdico.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

2 responses to “Algunas claves para entender Dinamarca”

  1. comersanobcn says :

    Silvia, es una aberración decir que la col roja hervida, las patatas y los bocadillos no tienen nada que envidiar a la dieta meditarránea. Porque vamos, ni tienen nuestros pescados, ni nuestras frutas y verduras ni nada…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: