De Ryparken a Kastrupvej

Hoy ha empezado oficialmente una nueva héjira; huyo de la ilegalidad, de ser una falsa “prima” de mi casera polaca y paso a ser un fantasma que no habitará físicamente, pero pagará igualmente, la casa del fin del mundo donde vive Frankestein y cuyo landlord es un señor que parece un pez gordo (muy gordo) marbellí, pero a la danesa. “I won’t be here in April… you might offer me a discount, at least for the consumption of the Internet, water… that I won’t use”; se sonríe, picarón, y contesta: “This is a business”.

De Ryparken a Kastrupvej, mi nueva casa, hay un largo trecho que, hoy, por primera vez, ha sido agradable y primaveral: los 12ºC de la calle se sentían como 30ºC y las rachas de viento danesas me traían el mismo olor a mar, casi casi, que el que se respira en Lanzarote, sólo que con distinta concentración de jable o arena de playa. Se está cocinando el verano, ya queda poco… Paciencia.

He firmado dos meses de un contrato en danés que, supongo, será fiable; aunque en realidad en Dinamarca solo me queda el mes de Mayo. ¡¡La primavera en Bruselas me espera!! Apenas poco más de una semana, y a la vuelta a Kastrupvej, que metafóricamente está muy cerca del aeropuerto (Kastrup), estará más cerca que nunca el momento de poner punto y final a esta experiencia tan… TAN.

Anuncios

Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: