sobre el Norte

Vine al norte, quizás, por la paradoja de que había perdido el norte de mis pasos. Ahora vuelvo, cargando mis espaldas, como siempre, las maletas, en este caso vacías de la materia esencial del cambio, que es intangible y no repercute en los 10kg Ryanair, pero que pesa, y mucho, por dentro. Creo haber encontrado la dirección volviendo sobre mis pasos.

De todos modos, es fácil no encontrar el norte… ¿Sabían, por ejemplo, que el Polo Norte Magnético se está moviendo muy rápido? ¿Sabían que las brújulas señalan el norte magnético y no el geográfico? ¿Y cómo se adaptan a ésto los aeropuertos? Con este caos direccional, es fácil que cualquiera con complejo de avión quede perdido en un limbo de flechas que apuntan a muchos nortes distintos. Pero hay un norte verdadero, el norte de las estrellas, sólo que hay que acertar a encontrarlo.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: