El amor, cuando aparece…

Ondea la penumbra. No hay suspiro flotante. Lo mejor soñado es la vida. (Jorge Guillén)

El amor es tan grande que, cuando aparece, no existe urgencia más allá de sí mismo. ¿Revolución? ¿Elecciones? ¿Volcanes en erupción?; ¿Cuarta mudanza en pocos meses? ¿Vivir en una casa de ex toxicómanos? ¿Terminar el proyecto?. No. Que de mil vueltas el mundo. Que de mil vueltas mi vida… Porque el amor, cuando llega, aspira a lo eterno. Se deja embelesar por el encanto de lo imperturbable. El ruido exterior desaparece. Se impone el reinado de los detalles. Queda un grito mudo en una vieja montaña rusa. El árbol de la vida, cogidos de la mano. Un ronroneo de siesta en la playa. Un beso calado de lluvia. Rayos tras el cristal de un tren que se mueve. El cielo, que arde por las tardes.

Anuncios

Etiquetas: ,

2 responses to “El amor, cuando aparece…”

  1. Vicky says :

    I LIKE IT!

  2. Profa. Elizabeth Vargas says :

    Hermosa reflexión sobre el amor y muy cierta!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: