El perdón

De nuevo rescato una de esas fracesitas que la gente dice y me dejan pensando. Fue el camarero de un karaoke, que tras atender a uno de esos señores con calvicie redonda, localizada sólo en la coronilla, se acercó a mi amiga y a mi sonriente. Mi amiga no lo vio y le pegó una patada: “Ayyy, perdona”. Él, con un genio espontáneo, le respondió: El perdón se va y el dolor se queda.

Anuncios

Etiquetas: , ,

One response to “El perdón”

  1. Profa. Elizabeth Vargas says :

    Genial, me parece que muy buena la anécdota. Te felicito por el blog y te deseo mucho éxito. Aprovecho para invitarte a mi espacio http://www.masquevivir.com, si tienes la oportunidad, y dejar tu comentario sobre qué te parece.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: